Máquinas de Osmosor y Hemodialisis

Escalando por la Salud Renal aspira a crear una diferencia para los pacientes con insuficiencia renal. La organización se compromete con informar a la población guatemalteca acerca de los riesgos y consecuencias de la insuficiencia renal en la vida de las personas. La enfermedad renal representa un riesgo mortal, y una carga emocional y psicológica que puede determinar la felicidad de una persona.

Muchas veces, la aceptación de esta enfermedad debe basarse en los valores y sueños que tuvimos desde muy pequeños. Siendo un niño,  Alejandro creció fascinado por la historia de Star Wars ®. Jugando a ser un caballero Jedi, con naves y sables de luz, aprendió a creer en la esperanza, en la certeza de que el bien siempre derrotará las fuerzas del mal. Alejandro, como muchos niños, aprendió a creer en el heroísmo Jedi: desinteresado, fundado en el coraje y la fuerza de nuestra voluntad. Cuando la enfermedad renal nubló sus esperanzas, Alejandro tuvo que volver a conocer esta fuerza. A medida que su condición empeoraba, un osmosor y una máquina de hemodiálisis se instalaron en su hogar. Alejandro temía que estas máquinas le privaran su condición humana.

P1150661

Las veía como un mal que robaría sus últimas fuerzas y lo convertiría, probablemente, en una especie de Darth Vader ®. Era un destino que él no estaba dispuesto a aceptar, pero que cada vez ensombrecía aún más sus oportunidades de supervivencia. Fue entonces que Alejandro buscó la ayuda de un psiquiatra. El doctor le aconsejó que tomara una diferente perspectiva ante las máquinas. No eran respiradores ni prótesis robóticas, sino entes amigables que le ayudarían a cumplir la misión de sobrevivir, como aquellos droides que acompañaron a Luke Skywalker®  hacia la victoria. Alejandro decidió nombrarlas, por supuesto, R2-D2 y C-3PO.

Así, Alejandro poco a poco aceptó que su destino no era dejarse vencer por al muerte y el Lado Oscuro, sino sobrevivir para demostrar que la Fuerza y la buena voluntad siempre ganan. Con esa mentalidad, Alejandro superó su enfermedad y se recuperó ágilmente tras el transplante. Con esa misma valentía, hoy emprende sus viajes para escalar las cumbres más altas y arriesgadas del mundo, para demostrar que aún existe el heroísmo, pero depende de nosotros descubrirlo y empoderarlo. La enfermedad renal no implica el último fin de una vida: solo una razón para seguir luchando.

Tú también puedes ayudar en la lucha contra este mal que amenzada la felicidad y longevidad de muchas personas. Puedes empezar informándote, o donando los recursos que necesita el hospital para atender a más pacientes con problemas renales. Tú también puedes convertirte en un héroe para alguien en necesidad.

P1150662