La rutina de entrenamiento para un paciente en recuperación es de vital importancia para restaurar su ritmo de vida.

Mi entrenamiento comprende de sesiones diarias para entrenamiento de resistencia y un poco de ejercicio cardiovascular para motivar el flujo saludable de la sangre. Estos ejercicios están diseñados por especialistas en salud y deporte, y me han permitido llevar mi vida hacia la aventura.

Los lunes y viernes trabajo los músculos de la espalda. Los martes y sábados los dedico al fortalecimiento de las piernas.  Los miércoles son para los hombros y brazos. Así, llega el domingo cuando estoy listo de salir en una aventura, escalando nuevas cumbres y conquistando las vistas más asombrosas de la naturaleza.