Tras un trasplante renal, entre otras muchas cosas cambia toda la medicación que estabas tomando. Antes teníamos que conseguir que nuestros niveles de minerales en sangre estuviesen dentro de unos “estándares” mas o menos aceptables, ¿como conseguíamos esto?

Con una dieta, medicación y mediante algunas técnicas y trucos que podemos incluir en nuestra alimentación, tales como la técnica del remojo o evitar comer cosas que aumenten nuestros niveles de potasio, sodio, calcio, etc… en la sangre. Ya que al final se trata de un desequilibrio químico y lo que intentamos conseguir es encontrarnos lo mejor posible para tener una mayor calidad de vida.

Pero cuando te trasplantan, como te comentaba al principio de este post todo se da la vuelta. Debes llevar una dieta equilibrada, procurar comer de todo pero con moderación y pensar que ahora tienes un órgano y una nueva oportunidad. Un nuevo órgano al que debes de cuidar y mimar tanto como a un niño pequeño o mucho mas. Esto es lo que tu puedes poner de tu parte, pero ya sabeis que como en cualquier proceso de enfermedad o recuperación, la química es importante y la medicación juega un papel crucial en toda esta trama. Dos de las medicaciones mas importantes que vas a tomar tras un trasplante, van a ser los inmunosupresores y la cortisona o esteroides. Ambos tienen fuertes efectos secundarios, pero son necesarios he imprescindibles cuando te sometes a un trasplante.

¿Que es la cortisona?

La cortisona es una hormona esteroide. Se clasifica como corticoide (glucocorticosteroide). Y se utiliza para tratar una gran variedad de dolencias, entre ellas el rechazo en trasplantados y puede ser administrado por varias vías, aunque en nuestro caso, la mas común es la vía oral . La cortisona deprime nuestro sistema inmunitario (inmunosupresora), reduciendo así la respuesta inflamatoria de nuestro organismo, actúa neutralizando el dolor e hinchazón de la zona afectada. pero sus efectos sobre nuestro sistema inmunologico pueden conducir a diferentes y variados efectos secundarios, mucho mas cuando se utiliza la cortisona durante periodos continuados como es el caso de algunos trasplantados renales para evitar el rechazo del órgano implantado. Como dato curioso debes saber que nuestro cuerpo produce corticosteroides en el córtex de las glándulas suprarrenales.

Algunos efectos secundarios de la cortisona o corticoides

Los efectos secundarios de la cortisona suelen ser varios y ademas lo mas variados. El principal y primer problema con el que se encuentra un trasplantado que comienza un tratamiento con cortisona es el cambio físico, algo que al resto de los mortales, de primera impresión no parecería importarle demasiado para nosotros los trasplantados puede ser un motivo de depresión, bajada de autoestima o no aceptación de nuestro nuestro nuevo cambio físico.

Como os comentaba el uso a continuado y a largo plazo de corticoides tiene gran cantidad de efectos secundarios tales como por ejemplo: gastritis, colitis hipertensión,accidentes tromboembólicos, choques, hinchazón general, ictus, disfunción eréctil,osteoporosis, ansiedad, depresión, hiperglucemia, resistencia a la insulina, diabetes mellitus, hipogonadismo, hipotiroidismo, lesiones digestivas perforantes,  amenorrea y retinopatía entre otros muchos problemas los dientes se tornan de un tono amarillento. Por estos efectos secundarios, desde los años 60 se tomo la decision de usar la corticoterapia  solo para las afecciones mas graves. Sin embargo, en los tratamientos temporales, la mayoría de las personas tratadas no experimenta efectos secundarios severos. Los efectos secundarios mas comunes suelen ser predecibles, casi en todos los casos son reversibles y se marchan una vez terminamos con el tratamiento. Los más mas comunes son: insomnio, hinchazón en extremidades inferiores (debido a la retención de líquidos) un aumento del apetito y en consecuencia un aumento de peso corporal, irritabilidad, náuseas, debilidad muscular, aumento de glucemia y mala cicatrización. Estos efectos pueden durar 10 años o más, dependiendo del tratamiento que se haya efectuado en el paciente con anterioridad.

Debido a la cortisona seguramente ganes algo de peso extra que antes no tenias, este es uno de los primero hándicaps, ya que los esteroides suelen despertar en quien los toma un apetito voraz, que en ocasiones cuesta mucho controlar.

En algunos casos, y para evitar el rechazo o prevenir el mismo, los esteroides o cortisona son de por vida. Aunque es cierto que el especialista regulan las dosis, a los trasplantados que toman esta medicación de por vida, prescribiendo les dosis mas pequeñas.

Es por este motivo que tenemos que aprender a vivir con sus efectos secundarios, muchos de ellos conllevan evidentes cambios físicos a los que tenemos que adaptarnos y con los que tenemos que aprender a luchar cada día. Supongo que estos cambios (algunos de ellos mas evidentes que otros) nos afectan a todos, pero mas especialmente a las mujeres. Ya que somos mas coquetas y por norma general estamos mas pendientes de nuestro físico.

Uno de los primeros cambios que yo pude observar en mi físico fue en uno de los lugares mas evidentes y visibles, la cara. Tengo la cara redonda he hinchada. Esto se denomina “cara de luna” Y quizás pese a ser uno de los que a mi particularmnete mas me molesta. También es uno de los menos importantes. Pero resulta molesto mirarse al espejo y ver una cara extraña.

Esto es debido a la hinchazón que produce la retención de líquidos y que se refleja en nuestro rostro. Bien es cierto que este efecto secundario desaparece o disminuye con el tiempo y la bajada de las dosis de cortisona o corticoides. Pero mientras tanto no te acomplejes, ni te obsesiones. Piensa en lo que has ganado y en lo que has dejado atrás. Has ganado una de las batallas, que quizás sea la mas importante que vas a librar en tu vida ¿vas a dejar que semejante tontería te amargue este momento? Tenemos cara de luna, si ¿y que?. Se positivo o positiva y piensa que hay quien la tiene de acelga. Y eso no, créeme, si que no tiene solución ;)

Otro de los efectos secundarios de esta medicación es la aparición de vello corporal, vello en zonas que antes ni sospechábamos que pudiésemos tener. Una de las zonas mas afectadas suele ser el rostro. Esto es especialmente molesto para las damas, pero mucho cuidado, ni se os ocurra quitarlo o como he visto en e algunos casos afeitarlo. Es importante que sepas que el exceso de vello en cara y extremidades suele desaparecer o disminuir conforme a las dosis de medicación que se administran. Si la dosis de cortisona es menor la aparición del vello disminuirá, en muchos casos hasta casi desaparecer. Siempre puedes comprar algún producto especifico para decolorar el vello en zonas delicadas.

Al inicio de un tratamiento con cortisona es muy común la aparición de acne. Estos suelen aparecer al rededor del cuello y rostro y a menudo suelen ser pequeños granitos rojos algo molestos y desagradables a la vista. Pero te digo lo mismo de antes, piensa en la suerte que has tenido y no dejes que un árbol te impida ver el bosque. Seguramente no puedas hacerlos desaparecer, pero si puedes atenuarlos y cuidarlos para que no se extiendan. Evita tomar el sol, no los toques ni revientes bajo ningún concepto, ve a una farmacia o lugar especializado y pide consejo a la dependienta con algún producto para lavarte la cara dos o tres veces al día. Pero si aun así ves que persiste y este cada vez es mas evidente acude al dermatólogo y coméntale tu caso, el sabrá como ayudarte con tu problema de acne.

El aumento de peso que trae consigo la cortisona suele ser otro problema evidente a primera vista. Durante los primeros meses al iniciar un tratamiento con corticoides, se despierta en ti un apetito insaciable. Debes intentas controlarte y tomar alimentos que sean saciantes y no demasiado grasos. Procura hacer varias comidas al día, entre cinco y seis comidas, pero en pequeñas cantidades. Toma una manzana para merendar, o un par de zanahorias, unas galletas con fibra (esta tiene efecto saciarte y va genial para ir al baño) Y siempre puedes usar algunos trucos para engañar al estomago. Y procura mantener una actividad física diaria moderada y acorde con el momento y la situación. Una buena actividad, física ademas de entretenida y muy completa es caminar o salir en bici. Pero claro esta, puedes practicar aquel deporte que mas te guste y no ponga en risgo ni tu salud, ni mucho menos tu nuevo órgano.

Moratones o hematomas sospechosos

Notaras un aumento del numero de marcas de moratones, seguramente por un simple roce. Pero no te asustes. Esto es algo relativamente normal. Ya que los corticoides hacen que los vasos sanguíneos se vuelvan mucho mas frágiles. Con lo que con cualquier golpe o roce te saldrá un gran morado por la rotura de algún vaso sanguíneo. Se que es difícil, pero evita aquellas actividades que sepas que te llevas algún golpe seguro o realiza estas con sumo cuidado. Pero como esto es un poco complicado, lo mejor es que siempre tengas hielo en tu nevera para aplicar frio de inmediato, evitando así que el morado sea mayor. En farmacias y conocidos centros de venta para equitación deportiva, venden unas bolsitas que contienen una especie de gel que puedes calentar o congelar y estas van genial.

Espero que este articulo sirva para infórmate de todo aquello que te interesa, pero no para asustarte. Lo mejor cuando uno tiene una enfermedad como puede ser una I.R.C es estar informado y saber a lo que te enfrentas, ya que la información es poder y te permite tener al alcance de la mano todo lo necesario para evitar aquellas cosas que pueden dañar tu salud por desconocimiento.